Hoy te comparto un artículo con video, en el que te cuento sobre los conflictos que más se repiten en los lectores de desaprender a ver, quienes respondieron la encuesta de quiero conocerte.

 

 

 

 

 

Sabemos que a mayor comprensión mayor tranquilidad y por tanto alivio para poder observar desde otro lugar lo que nos sucede.

 

Desde desaprender a ver sabemos, tenemos certeza que todo conflicto interno es un aporte para expandir la perspectiva y la conciencia.

 

Pero comúnmente lo vivo como un problema y esto es porque aún no sabemos para que nos sirve, aun no tenemos la perspectiva más amplia del para que me pasa esto…

 

Nuestros problemas nos vienen a desafiar nuestra perspectiva actual, para que nos demos cuenta que ya está caducada y hay que ampliarla.

 

Hay una frase famosa de Einstein que dice:

 

“No se puede resolver un problema desde el mismo nivel de conciencia que se creó”.

 

Esto de sentirte una mierda, esto de sentirte no apto, que no vales, tiene su función.

 

Hoy propongo:

 

  • Salir del drama, quitarle la connotación negativa.
  • Darle su función
  • Accionar para transformarte

 

Esta sensación de no tener valor necesario en algún área o habilidad esta desde siempre en los seres humanos, nos hemos comparado, nos hemos comportado de tal forma, para ser acepados y amados en comunidad.

 

Por tanto, no sentirse con suficiente valor es totalmente natural y biológico.

 

Si observamos la historia, es gracias a no sentirnos aptos, o con valor suficiente que nos preparamos, armamos nuevas estrategias, entrenamos y desarrollamos nuevas habilidades.

 

 

Sentirnos no aptos, es el paso previo a ser más apto

 

 

Muchas veces solemos usar nuestra desvalorización como excusa para no iniciar, para no hacer y quedarnos como estamos sin atravesar esa incomodidad.

 

Todo esto aparece en momentos de nuevos desafíos, nuevas actividades, nueva relación y no estoy del todo preparado.

 

 

Recordar, NO HAY FORMULAS MÁGICAS, que me digas si estoy apto o no.
Es en el mientras, es en el proceso, en el camino que voy puliendo estas inseguridades. Ni antes, ni después.

 

 

Por eso abraza de una vez a tu desvalorización y el miedo que trae con ella y da el primer paso a hacer aquello que te estas postergando por no sentirte apto.

 

Las personas con falta de valor propio, somos expertas en poner expectativas y armar historias de cuando haga esto, de cuando logre aquello, pero muy pocas veces logramos concretar nuestros sueños. ¿Te ha pasado?

 

Ponemos expectativas tan grandes, para nunca dar el primer paso.

 

Tomemos conciencia y observemos que estas sensaciones nos avisan, son una alarma de que hay más habilidades a desarrollar, mas aptitud.

 

Comprender, que es mi mente la que se asusta y me trae toda una nube de pensamientos “no lo vas a lograr”, “no puedes”, mi mente me protege con esos pensamientos para que no me equivoque, me deja sin acción.

 

Veamos entonces cómo darle función a ese sentimiento, a ese dialogo mental…

 

Parar ese dialogo mental, de no puedo, de no soy capaz, no valgo, no merezco, no, no no… es un paso importante.

 

Comprende que ese dialogo te avisa de que tu mente tiene miedo, pero que es justamente hacia donde tienen que ir porque hay mucho para pulir y potencial oculto.

 

Observa tu vida. ¿En qué áreas sentís que te falta valor propio?

 

Escucharte como te hablas a ti mismo, es un gran ejercicio para ver donde te estas sacando valor.

 

Sentir tus emociones, tus ganas, registrar esas actividades que siempre postergas, como te hacen sentir.

 

Asumir que eres el único responsable de darte valor, de ser cada vez más apto, y que la única forma es en el camino.

 

Jamás vas a sentirte totalmente apto antes de iniciar un nuevo objetivo, meta o habilidad.

 

Integrar y aceptar que la desvalorización es un proceso natural, que te prepara para obtener mayor aptitud, aceptar que el dialogo en tu mente será el de “no puedo”, “no lo lograre”, “no soy bueno”, es la forma de protegernos de nuestra mente ante el error, ante lo nuevo, ante la incertidumbre y ante el cambio de accionar hacia lo distinto.

 

Aceptar que el ideal que me muestra mi mente es irreal, no existe, solo es una imagen en mi cabeza.

 

Accionar dar el primer paso a mi objetivo real.

 

En el camino, en el proceso voy a ir puliendo y siendo cada vez más apto, no es sino en el hacer que veo la habilidad.

 

Aprender a observarnos es clave.

 

Al parar, observar, asumir, integrar, aceptar y accionar mediante el desaprender mi propia desvalorización, me doy cuenta que ha usado varios trajes diferentes a lo largo de mi vida.

 

Recordando que somos mitad energías femeninas y mitad masculinas, hoy identifico que.

 

Por un lado me era fácil dar, hacer, resolver, era fácil siempre ir para adelante, me era fácil tomar el control, autoexigirme y no pedir ayuda.

 

Ser siempre resolutiva, adaptativa, por lo que mi energía masculina vestida con una “falsa autoestima” ese traje de todo lo puedo, creyéndome imprescindible en lo que hacía y escondiendo las debilidades muy bien.

 

Me volví experta en resolver la vida de los demás para nunca empezar por la mía ja ja ja.

 

Y por el otro lado en cuanto al recibir y el sentir me eran muy difíciles, estaba muy desconectada y no me sentía merecedora de ello.

 

No me reconocía en mi rol femenino, no me veía hermosa, ni era amable conmigo misma. Mi energía femenina estaba vestida de “baja autoestima”, por lo que no valorizaba mis habilidades en estas áreas.

Lo bueno de sentir que no valgo

 

  • Es que cada vez que me pase, se que es una función natural y biológica que me avisa que hay nueva habilidad para desarrollar.
  • Comprender que no solo te pasa a ti, nos pasa a todos pero pocos lo contamos.
  • Comprender que nuestra mente nos manda pensamientos para mantenernos cómodos, sin accionar y sin cambiar.
  • Cada vez que te sientas una mierda, hablar contigo mismo y ampliar la perspectiva. Hoy ya tienes las herramientas.
  • Saber que esto te prepara para que puedas desarrollar nuevas funciones, capacidades y habilidades.
  • Usar a la falta de valor propio como ese motor que nos hace avanzar.

Al desaprender a ver a la desvalorización, lograras salir del circulo que te impide hacer.

 

Como venimos diciendo, desvalorizarnos no es ni negativo ni positivo, simplemente es, nos pasa a todos en algún área, porque está en nuestro inconsciente como especie.

 

Es momento de comprender qué nos aporta, para qué está en mi vida, es momento de mirar distinto a nuestro sentir.

 

Compartir te expande! Dime que te parece esta mirada!

Te abrazo!

E Noelia